Lanzamiento de iOS 5 se convierte en actualización desastrosa

Apple lanzó su tan esperado sistema operativo iOS 5 a ilusionados usuarios del iPhone, iPad e iPod Touch, el miércoles 12 de octubre. El entusiasmo de muchos se desvaneció rápido al darse cuenta de que, lejos de mejorar sus dispositivos, la actualización les creaba problemas e incluso bloqueaba los teléfonos.

El software del iOS estuvo disponible a media mañana. Los usuarios primero tuvieron que descargar e instalar la versión 10.5 de iTunes. Apple había vuelto disponible la versión de iTunes 10.5 el martes 11, un día antes de la entrega de iOS 5, quizá esperando proteger sus servidores de un alud de dispositivos en busca del software de la actualización. Una vez que iTunes 10.5 queda instalado, se puede encontrar, descargar e instalar el iOS 5 en dispositivos con iOS.

Solo que las cosas no funcionaron así.

Los foros de soporte de Apple se han visto inundados de reportes desde la semana pasada, así como Twitter, Facebook y otras redes sociales, sobre las dificultades de la actualización. Dicha actualización –que mide más de 800 MB para iPhone 4– se puede descargar, pero no instalar en los dispositivos de mano. En vez de instalarse, iTunes genera un mensaje de error “3200”.

Además de las quejas por actualizaciones fallidas, quienes han logrado actualizarse con éxito informan de aplicaciones perdidas o borradas y, peor, de que los teléfonos han quedado bloqueados (es decir, inutilizables).

En lo que a quien escribe respecta, no he podido accesar la tienda de iTunes para actualizar las aplicaciones instaladas en mi dispositivo. Recibo un mensaje de error que dice que no está disponible la iPhone App Store.

Los usuarios del iPhone sufrieron un problema similar en 2008, cuando el iPhone 3G se lanzó el mismo día en que el iOS 2.0 se volvía disponible para el iPhone. La multitud de gente que accesaba iTunes para registrar sus dispositivos y descargar el nuevo software causó quebraderos de cabeza a los clientes y a Apple por igual.

Ese mismo miércoles 12 de octubre entró en acción el servicio iCloud de Apple, que se supone que está respaldado por un enorme centro de datos que Apple ha construido en Carolina del Norte (Estados Unidos).

iCloud es una reforzada versión del MobileMe que sincroniza datos de usuarios y las opciones generales a través de todos los dispositivos iOS. La conexión inicial y el proceso de sincronización están agobiados por el puro volumen de usuarios que esperan establecer nuevas cuentas. Ya fracasó escandalosamente en 2008, lo que dio pie a acaloradas juntas dentro de la firma de la Manzana y a la salida de al menos un gerente de la empresa.

Apple no ha reconocido los problemas del miércoles 12 de octubre, pero por los sentimientos que los usuarios expresan en Twitter y Facebook, no han de estar felices.

Dado que el iPhone 4S llegó a las puertas de los consumidores el viernes 14 de este mes, Apple tiene que asegurarse de que los servidores estén funcionando a cabalidad para que puedan manejar los nuevos dispositivos y las cuentas que se están activando.

SÍGUENOS

Síganos en TwitterSíganos en FacebookSíganos en LinkedinSíganos en Youtube